sábado, 21 de noviembre de 2015

Lemon pie

¡Buenos días!

Hoy os traigo la receta de una de mis tartas favoritas, la del Lemon Pie. Es fácil de hacer, aunque hay que respetar bien los pasos y los tiempos.
Es un mix de esta receta y esta de Alma Obregón.
(Leer el apunte para celiacos abajo de todo)

INGREDIENTES

Para la masa:
  • 300 g de harina
  • 150 g de mantequilla (un poco blandita)
  • 6 cucharadas (soperas) de agua
  • Un pellizco de sal   
Para la crema de limón:
  • 4 limones (usaremos la piel y el zumo)
  • 200 g de azúcar blanco
  • 100 g de mantequilla (un poco blandita)
  • 4 huevos y dos yemas
  • 170 ml de agua
Para el merengue:
  • 4 claras de huevo
  • 220 g de azúcar


PREPARACIÓN
  1. Empezaremos con la masa. Tamiza la masa harina en un cuenco con la sal. Agrega la mantequilla y el agua. Comienza a mezclar hasta obtener una masa muy uniforme. Deja esta masa reposar en la nevera, cubierta con papel film, por media hora, no mucho más. Si nos pasamos de tiempo, estará bastante dura, entonces hay que dejarla un poco a temperatura ambiente.
  2. Una vez haya pasado la media hora, la amasas bien y formar una especie de círculo. Introducir dentro del horno, a 170º C por unos 20 - 25 minutos o hasta que esté dorada. Reservamos y que se vaya enfriando.
  3. Para preparar la crema, ponemos en un cazo la ralladura (ojo, rallar solo la parte amarilla, la blanca no, que amarga) y el zumo de 4 limones y el agua, para disminuir la acidez. Removemos bien.
  4. Batimos juntos los huevos con las yemas, la mantequilla y el azúcar. Lo añadimos al cazo y removemos de nuevo.
  5. Ponemos el cazo al fuego y calentamos a fuego medio sin dejar de remover hasta que espese. Es muy importante no dejar de remover ya que si no, el huevo cuajará. Tarda un poco en espesar, no desesperéis, el resultado merece la pena.
  6. Una vez espeso, lo pasamos por un colador chino o uno de esos de tela y lo dejamos enfriar en un bol cubriendo la superficie con papel film.
  7. Preparamos el merengue. Calentamos las claras con el azúcar al baño maría sin dejar de remover, hasta que la mezcla alcance 50-55ª (sin termómetro, lo sabrás porque el azúcar estará totalmente disuelto). Pasamos esta mezcla a un bol y montamos a punto de nieve con una batidora de varillas. Sabremos que está listo, cuando al retirar las varillas, quede buena parte del merengue en el interior de la varilla bien firme.
  8. Montaje de la tarta. Vertemos la crema de limón en el interior de la masa. Ponemos el merengue en una manga pastelera con una boquilla de estrella y vamos haciendo estrellitas sobre la crema. Tranquilos que no se hunde. En caso de no tener boquilla, lo ponemos en la manga y cortamos la punta y vamos haciendo puntitas en la crema. Si no tenemos ni boquilla ni manga pastelera, se puede hacer con una bolsa de congelar.
  9. Por último, si tenemos soplete, doramos el merengue con cuidado. Si no, ponemos la tarta a gratinar un poquito y listo.


Este es el resultado:


Y por dentro...


¡Bueníiiiiisimo!

Y un apunte, para los celiacos, es evidente que la masa no la pueden comer ya que lleva harina, pero a veces, lo que he hecho ha sido poner en un pequeño recipiente tipo flanera de aluminio la crema de limón con el merengue por encima. ¡Mmmmmm!

No hay comentarios:

Publicar un comentario