domingo, 29 de noviembre de 2015

Fofucha de fiesta

El pasado mes de octubre, recibí los dos encargos más importantes que he hecho hasta ahora.
Han supuesto un gran reto para mí y, aunque con muchos miedos y nervios, lo he disfrutado muchísimo y he puesto todo el cariño del mundo, sobretodo por la persona que me los pidió.

Esther me contó que su hija cumplía la mayoría de edad y para celebrarlo, iba a organizar una gran fiesta. Para ello, quería una fofucha de su hija con el mismo vestido y complementos que llevaría, además de poner en la base el nombre y el número 18.
Estas fueron las fotos que me pasó:






Guardó el sobrante del bajo del vestido y con él pude hacer el de la fofucha. Las letras son de madera pintadas con pintura blanca en espray.
Así ha quedado:














¡Felicidades Núria!

Pero esto, no fue lo único que me pidió...

domingo, 22 de noviembre de 2015

Saquitos psicomotricidad

Dentro del "proyecto guardería", mi compi me ha pedido algo nuevo, los saquitos de psicomotricidad.
Son pequeños sacos de tela, de una medida aproximada de 17 x 11 (aunque totalmente variable)



 
Van rellenos de arroz y alpiste con un peso entre 200 y 250 g.
Por dentro, están reforzados con una doble costura para que no se salga nada de nada.
Su utilización varía en función de lo que se realice en clase. Son fáciles de coger y maleables:







¡Espero que los difruten mucho!

Merenguitos

En la entrada anterior os contaba como hacer un lemon pie. El toque final de esa tarta es el merengue, pero normalmente suele sobrar.
Para aprovechar el merengue sobrante o si simplemente os apetece hacer merenguitos, esta es la manera (en caso de usar el merengue que nos ha quedado, la parte de los ingredientes y el punto número 1 os lo saltáis):

INGREDIENTES
  • 4 claras de huevo
  • 220 g de azúcar
 PREPARACIÓN
  1. Calentamos las claras con el azúcar al baño maría sin dejar de remover, hasta que la mezcla alcance 50-55ª (sin termómetro, lo sabrás porque el azúcar estará totalmente disuelto). Pasamos esta mezcla a un bol y montamos a punto de nieve con una batidora de varillas. Sabremos que está listo, cuando al retirar las varillas, quede buena parte del merengue en el interior de la varilla bien firme.
  2. Precalentamos el horno a 110º.
  3. Ponemos el merengue en una manga pastelera con una boquilla de estrella. En la bandeja del horno ponernos papel de hornear y vamos haciendo círculos separados entre si.
  4. Lo introducimos en el horno y lo tenemos durante 90 minutos (si, 90, no me he vuelto loca). Con ese tiempo conseguiremos que queden duritos y bien dulces. Si quisiéramos que queden duros por fuera pero blandos por dentro, entonces hay que hornearlos a 175º durante 15 minutos.



Un muy dulce resultado final...




sábado, 21 de noviembre de 2015

Lemon pie

¡Buenos días!

Hoy os traigo la receta de una de mis tartas favoritas, la del Lemon Pie. Es fácil de hacer, aunque hay que respetar bien los pasos y los tiempos.
Es un mix de esta receta y esta de Alma Obregón.
(Leer el apunte para celiacos abajo de todo)

INGREDIENTES

Para la masa:
  • 300 g de harina
  • 150 g de mantequilla (un poco blandita)
  • 6 cucharadas (soperas) de agua
  • Un pellizco de sal   
Para la crema de limón:
  • 4 limones (usaremos la piel y el zumo)
  • 200 g de azúcar blanco
  • 100 g de mantequilla (un poco blandita)
  • 4 huevos y dos yemas
  • 170 ml de agua
Para el merengue:
  • 4 claras de huevo
  • 220 g de azúcar


PREPARACIÓN
  1. Empezaremos con la masa. Tamiza la masa harina en un cuenco con la sal. Agrega la mantequilla y el agua. Comienza a mezclar hasta obtener una masa muy uniforme. Deja esta masa reposar en la nevera, cubierta con papel film, por media hora, no mucho más. Si nos pasamos de tiempo, estará bastante dura, entonces hay que dejarla un poco a temperatura ambiente.
  2. Una vez haya pasado la media hora, la amasas bien y formar una especie de círculo. Introducir dentro del horno, a 170º C por unos 20 - 25 minutos o hasta que esté dorada. Reservamos y que se vaya enfriando.
  3. Para preparar la crema, ponemos en un cazo la ralladura (ojo, rallar solo la parte amarilla, la blanca no, que amarga) y el zumo de 4 limones y el agua, para disminuir la acidez. Removemos bien.
  4. Batimos juntos los huevos con las yemas, la mantequilla y el azúcar. Lo añadimos al cazo y removemos de nuevo.
  5. Ponemos el cazo al fuego y calentamos a fuego medio sin dejar de remover hasta que espese. Es muy importante no dejar de remover ya que si no, el huevo cuajará. Tarda un poco en espesar, no desesperéis, el resultado merece la pena.
  6. Una vez espeso, lo pasamos por un colador chino o uno de esos de tela y lo dejamos enfriar en un bol cubriendo la superficie con papel film.
  7. Preparamos el merengue. Calentamos las claras con el azúcar al baño maría sin dejar de remover, hasta que la mezcla alcance 50-55ª (sin termómetro, lo sabrás porque el azúcar estará totalmente disuelto). Pasamos esta mezcla a un bol y montamos a punto de nieve con una batidora de varillas. Sabremos que está listo, cuando al retirar las varillas, quede buena parte del merengue en el interior de la varilla bien firme.
  8. Montaje de la tarta. Vertemos la crema de limón en el interior de la masa. Ponemos el merengue en una manga pastelera con una boquilla de estrella y vamos haciendo estrellitas sobre la crema. Tranquilos que no se hunde. En caso de no tener boquilla, lo ponemos en la manga y cortamos la punta y vamos haciendo puntitas en la crema. Si no tenemos ni boquilla ni manga pastelera, se puede hacer con una bolsa de congelar.
  9. Por último, si tenemos soplete, doramos el merengue con cuidado. Si no, ponemos la tarta a gratinar un poquito y listo.


Este es el resultado:


Y por dentro...


¡Bueníiiiiisimo!

Y un apunte, para los celiacos, es evidente que la masa no la pueden comer ya que lleva harina, pero a veces, lo que he hecho ha sido poner en un pequeño recipiente tipo flanera de aluminio la crema de limón con el merengue por encima. ¡Mmmmmm!

Álbum de París

Como ya comentaba en una entrada anterior, este verano pasamos una semana en París.
Después, nos fuimos al pueblo y aproveché para "scrapbookearme" un álbum de recuerdo con las fotos que nos hicimos por allí.

Lo primero, organizarme con todo lo que me había llevado (si, no pude evitar meter todo el material que me cabía en una maleta pequeña para desespero de mi marido y del coche que estaba a punto de rebentar):


Para su decoración, utilicé unos washi tape que compré en Ale-Hop (por si lo habéis visto, son unas tiendas que siempre tienen una vaca fuera):







A parte de los papeles de scrap, para poner los títulos de los sitios dónde hemos estado, encontré un una tienda TIGER unos sellitos por letras y esos són los que utilicé:


Una vez preparado, lo encuaderné con la (fantástica) Bind it all:



Y así ha quedado:










¡Au revoire!