viernes, 11 de septiembre de 2015

Dónde ir con niños: París (nuestra experiencia)

Si nos ponemos a buscar información sobre turismo en París, podemos encontrar montones de páginas con opiniones e ideas de todo tipo.
Pero, como ya he escrito dos entradas de dónde ir con niños y este verano hemos visitado París los cuatro, os quiero explicar las cosas que hemos hecho, dónde hemos ido y algunos consejos para a quién le pueda servir.

Cámping 4 vents  

A 15 kilómetros de Disney, en un pueblecito pintoresco llamado Cerbecoeur en Brie. Tiene parcelas enooormes, lavabos y duchas muy bien cuidados, lavandería, parque infantil, piscina y zona de juegos con futbolín y ping pong. Por las mañanas abren una furgoneta y traen pan y croissants a parte de otros productos sencillos de comida (como si fueras al súper) y a partir de las cuatro de la tarde abren el bar y se puede tomar algo, merendar o cenar, e incluso pedir unas pizzas o unos pollos para comer en la parcela.
En recepción son muy amables, hablan castellano y organizan las parcelas de tal manera que juntan a la gente de las mismas nacionalidades, todos los españoles juntos, los ingleses juntos y así con el resto.
A nivel de precio, nos pareció bastante bien, llegamos el lunes y nos fuimos el sábado y nos salió los cuatro, en una parcela de 150 m2, con agua y luz, 180€. Más info.

El camino hacia el cámping:


La recepción:

Las parcelas:
 



El parque:
 

 La furgoneta de las mañanas:



La piscina:






La Torre Eiffel 

Mundialmente conocida y de visita obligada si vas a la capital francesa.
Quiero hacer un par de apuntes para que, la visita con peques, vaya bien:


  1. Muy importante, comprar las entradas por internet con un mínimo de dos meses de antelación, antes, imposible. Si no lo hacéis así, suelen haber colas de varias horas de espera y para los más pequeños puede ser agobiante, ya que también es difícil la opción de que uno haga cola y el otro se vaya al parque con ellos, ya que las colas van muy apretadas y luego es complicado llegar hasta el punto en el que nos guardan el sitio. La página para comprarlas es esta
  2. En nuestro caso, fuimos en coche, hay calles cercanas a la torre en las que encontrar aparcamiento, pero ¡ojo!, aunque no ponga en el suelo que son de pago (pone PAYANT), si lo son, así que invertid un poco de tiempo en buscar la máquina de pagar (que no las hay en todas las calles) y os evitaréis una multa. También hay párkings subterrános en los que se puede reservar la plaza el día y el tiempo que vayaís, como éste



Les jardins d'Acclimatation

Los descubrimos buscando por internet para hacer algo diferente con los niños, ya que el tema monumentos y museos no es lo que más les va.
Es un graaaaaaan parque situado justo en el límite de París. Ideal para pasar el día. Nos llevamos bocadillos y comimos en un banco, pero también tiene restaurante. Está dividido en varias zonas y tiene parques infantiles, exposiciones, una enorme jaula con aves, atracciones de feria, mucho césped y, en verano, hay como un parque infantil que es una zona de agua. No lo sabíamos y no llevamos bañadores para los peques, pero como la mayoría iban en ropa interior y hacía mucho calor, allá que fueron con calzoncillos y braguitas.













Este parque también tiene un tren en el que subir y que te lleva desde la zona exterior hasta la entrada del jardín.
Respecto al aparcamiento, todo alrededor es zona de pago, pero, en el mes de agosto es gratuito.
Aquí, más información.


Eurodisney

Sin duda, el lugar dónde reside la magia,
No me voy a expandir con las atracciones y esas cosas, que para eso ya está la página web, pero si quiero hacer algunos apuntes:
  • He ido a Disney en cuatro ocasiones, siendo niña, con niños y sin niños,  y. sin duda, no recomiendo ir en verano, hay muchísima más gente y no se puede disfrutar igual. En cambio, la experiencia en invierno y mejor si coincide durante la época de navidades, es mejor. Cierto que en Francia hace más frío que en España, pero abrigándonos bien, no hay problema.
  • En la web y por el parque, nos avisan de la posibilidad de coger el fast pass, que consiste en ir a la atracción que nos interesa y reservar para la hora que indica. En realidad, si vas a una atracción y coges los pases, luego, hasta al cabo de unas horas, no puedes coger un pase para otra atracción, y si se da el caso de que vas en verano, es muy probable que se hayan acabado los pases antes del mediodía.
  • En la entrada, una vez pasas la estación de tren central a la derecha, hay posibilidad de alquilar cochecitos. Nosotros ya no lo usamos, pero la peque tiene 3 años y sabíamos de sobras que no iba a aguantar todo el día andando, así que cogimos uno. Tiene un coste de 15€. Luego no hay problema en ir a las atracciones con él, ya que lo dejamos aparcado en la entrada y nadie toca nada.
  • Si queréis hacer la foto con Mickey, hay que tener paciencia, no es un personaje que se encuentre por el parque, así como otros si. Su lugar para hacer fotos está al final del todo y suele haber cola. Lo bueno es que se hace dentro de un teatro y mientras esperas, proyectan dibujos de Mickey. Las fotos son caras, nos quedamos dos de 10x15 y nos sablaron 15€.
  • En las atracciones, si cuando os llega el turno, les decís a la persona que haya que fuera está esperando el padre o la madre con uno de los peques que no ha podido subir, te dan un pase para que accedas por el fast pass y así se ahorre la cola.
  • Si a vuestra pequeña princesa le apetece ir disfrazada por el parque (y como le gusten las princesas, seguro que querrá ya que van muchas niñas disfrazadas) la recomendación es que el disfraz lo traigáis de casa, ya que los precios son prohibitivos, cada disfraz tiene un precio de 69,99€ 
  • Nosotros nos llevamos bocadillos y bebida y no nos dijeron nada. Si bien es cierto que te registran al entrar, no dicen nada si llevas comida.
  • El espectáculo de la noche es muy bonito, pero lo cierto es que la multitud de gente que hay, no permite disfrutarlo como debería ser. Si lo queréis ver, recomiendo ir con mucha antelación a coger sitio (mínimo 2 horas antes) y si es posible, en algún lugar en el que no se os pueda poner nadie delante, ya que si no, los niños apenas verán nada. 




Provins

Pueblecito medieval con mucho encanto y muy bien conservado. Se puede recorrer con un trenecito turístico. Hay sitio para ir de picnic, parque infantil, lavabos y facilidad de aparcamiento.









Últimos consejos

  • Tuvimos un problema con uno de los palos de la tienda de campaña. Después de mucho buscar, muy amablemente nos ayudaron aquí.
  • En París hay muchas avispas, de las que no se cortan un pelo de meterse con la comida. Mucho cuidado con ellas. No está de mas llevar repelente y  algo para las picaduras.
  • Viajamos con el coche, y cuando llegamos al primer peaje en tierras francesas no nos servía ninguna de las tarjetas del banco, ni de crédito ni de débito. Por lo visto, hay que autorizarlas antes en el banco, aunque depende de que banco se tenga.

 Y hasta aquí nuestro viaje a París, espero que os sirvan los consejos.
¡Un beso enoooorme!





No hay comentarios:

Publicar un comentario