domingo, 31 de agosto de 2014

Scrapmaniàtics #4

Este fin de semana, no es uno cualquiera , ES el fin de semana del scrap.
Un año más, se ha celebrado en Sant Feliu de Guíxols la feria Scrapmaniàtics dedicada íntegramente al mundo scrapero.
Así que el sábado, una vez todo preparado , partimos a St. Feliu:


Una vez aparcados a diez minutos andando de dónde está la feria (imposible más cerca si no es de pago) llegué al paseo marítimo, y allí, a lo lejos, estaban las paraditas esperándome:



En primer lugar, pasar por el stand de scrapmaniàtics para recoger la bolsita por haberme apuntado a un curso. La bolsa, muy chula y dentro detalles interesantes. A parte de la botella de agua, la chapa e información de la población había:

- Un sello de "Sun, beach & scrap:



- Una lámina con unas grandes palabras:


- Y dos hojas de scrap diseñadas por los creadores de la feria ¡me encantan!:


Como llegamos a la hora de comer y a las dos y media tenía el curso, nos acercamos a un parque y allí nos zampamos los bocatas. Una vez acabamos, la idea era irnos a comer un helado, después ir a la carpa del curso y ya cuando acabáramos dedicarme a curiosear por las tiendecitas.
Peeeeero, de camino al helado, mis ojos iban escaneando las Cinch que veía, y con el corazón pesaroso me daba cuenta de que los precios eran un tanto altos . . . Hasta que tuve una iluminación, una Bind it all. A ver, sabía que el uso era el mismo, pero,  ¿se ajustaría a mis necesidades y sobretodo a mi bolsillo?
Me acerqué, pregunté, y una vez resueltas dudas pedí el precio. Y si, ¡era mucho más económica! Así que primera compra:


Ni que decir tiene que ya la he estrenado : p

Una vez zampado el helado y admirada mi compra, me dirigí a la carpa para hacer el curso.
Este año, me decidí por el que impartía Azza, en el que según ponía, te enseñaban a hacer marcos para tus fotos y decorarlos:


Pies bien, la decepción fue generalizada.
El taller era de una hora, pero ya empezamos 15 minutos más tarde por que faltaban las mesas y las sillas. Las habían cogido los del club náutico, y se entiende que no era culpa de los organizadores.
Pero es que la supuesta "técnica" de enseñarte a hacer marquitos, no era más que un kit pre troquelado por ellos, de los cuales te daban uno para que lo doblaras y pegaras y si te interesaba lo podías adquirir por un módico precio.
A ver, yo iba a aprender como hacerlos para luego, si quiero, hacer más en casa, no a que me hagan la demostración de un producto.
Si no era suficiente con eso, no tenían pegamento para hacer las uniones, no aprendimos a dar forma a las fotos y nos dieron el material para que decoráramos al gusto sin ninguna base.
Nos sobró con 45 minutos.
Al final, con la desmotivación general, salió esto:






En fin . . .

Una vez terminado, ya si, inicié el paseo por las paradas y mirando y comparando (súper importante comparar, los precios varían de un sitio a otro):





Este año, me ha dado la sensación de que habían menos paradas de washi tape, pero por el resto, más o menos igual.
Finalmente, a parte de la Bind it All , los canutillos metálicos para la máquina y hojas de scrap que ya he usado, estas han sido mis adquisiciones:

- En "La mar de Washis" dos musicales y el que descubrí el año pasado y me quedé con las ganas, "made whith love":



- Un troquel de esquinas redondeadas:


- Recambios de la guillotina:


- Una plantilla de embossing:


- Figuritas de madera, ¿por qué habré cogido trenes?


- Geles para crear relieve:


- Y siiiii, rotuladores copic, ¡lo estaba deseando!


Esta ha sido mi experiencia en la cuarta edición de este año de Scrapmaniàtics, que, quitando la decepción del curso, ha aprobado con buena nota.
Os dejo con una imagen de San Feliu de Guíxols a la que espero volver pronto para descubrir con más profundidad:


domingo, 17 de agosto de 2014

De vacaciones

Este mes no he hecho ninguna entrada en el blog.
Eso es debido a que estoy ¡de vacaciones!
Pero eso, como siempre, no significa que este sin hacer nada.
Y es que cada año, me propongo arreglar una parte de la casa del pueblo. Este año ha tocado el patio. El reto era transformar esto, en algo apto para poner una piscina:


Primero, como dice mi amiga Sarai, retirar las plantas calavéricas. Después, un blanqueamiento de paredes y, el toque final, un par de rollos de césped artificial:





¡Vaya cambio! Ahora misoletes pueden disfrutar de una zona súper veraniega.

A parte de esto, voy preparando material para hacer más fofuchas:


Y en los paseos de tardes veraniegas, aprovecho para hacer fotos curiosas como esta:


¡Feliz verano!