sábado, 31 de agosto de 2013

Día de feria

Hoy ha sido el día "S", es decir, de la feria de scrapbooking.
Esta mañana nos hemos levantado prontito y a las diez en punto estábamos en Sant Feliu de Guixols.
Miamorzote me ha dejado allí mientras buscaba aparcamiento. Ipso facto me he puesto a chafardear las paraditas.
En primer lugar he ido a dónde estaban los organizadores a recoger mi regalito por haberme apuntado a un curso.
Este libro:


También me han dado una bolsa con información del pueblo, la localización de la feria, una botellita de agua (se agradece), una bolsita con una especie de ganchitos y un número para el sorteo.
Desde aquí hago mi reivindicación, me han dado mi número y me han dicho que el sorteo era a las siete de la tarde. A ver, si estoy allí desde las diez de la mañana, con dos niños pequeños que ya tienen que esperar hasta la una que su madre tiene curso, no puedo quedarme hasta las siete de la tarde . . . Le digo al chico que a esa hora no voy a estar y su solución es que le deje mi número de sorteo y mi teléfono a alguien y que esa persona se quede al sorteo por mi. Grrr, si voy con mi familia y no conozco a nadie, ¿a quién se lo dejo?
Y claro, si sale mi número y no estoy vuelven a sortear. Mal, muy mal : (

Bien, sigamos. Me he mirado las paradas una a una varias veces.
He encontrado cosas chulísimas, pero me he dado cuenta de la importancia de comparar precios, ya que había una diferencia de hasta ¡20 euros! de un sitio a otro en el mismo producto O.O.
Aquí os dejo una muestra de lo que había:












Me encanta el washi que pone "made with love", lástima que lo he visto en la foto en casa, si no, lo compro sin pensarlo:



Me acordé de misolete:





Y a la una, bien puntual, estaba en la carpa dónde se hacía el curso "Postales efecto metal".
La profe, Sonia, muy maja, la lástima es que íbamos un poco contrareloj, ya que a las dos teníamos que terminar.
Aquí, todo el material preparado:


Este es el cartoncillo después de pasarlo por la big shot:


Dándole una capa de geso con el dedo (algo así como aguaplast):


Pintamos de negro:


Mientras se seca, recortamos un globo y se pinta con una especie de pegamento que craquela (queda claro que no me he enterado del nombre):


Teñimos la blonda con tinte en spray:


Las ruedecitas pintadas a dedo:


Tarjetas con distress y tornasol:



Y este ha sido el resultado final:



Y a parte del curso, he aprovechado para hacer compras: una cizalla, troqueles para la encuadernación japonesa, hojas de scrap, letras pequeñas de madera, blondas y washi tape.

Hoy puedo decir que me he dado un baño de scrap : )

viernes, 30 de agosto de 2013

Caja para Mar

Tengo una buena amiga a la que le gustan mucho mis manualidades, y cada vez que hago alguna, me dice "acuérdate de mi" : )

Así que, para ella, esta cajita de madera, forrada con papel de scrapbook, washi tape y adornitos varios:







Y mañana . . .

¡feria de scrapbook!

jueves, 29 de agosto de 2013

5 años

Hoy hace cinco años de esta foto:


5 años desde que fui madre por primera vez.
5 años en los que mi vida dio un cambio que la dejó irreconocible.
5 años desde que empezó a importarme más el bienestar de mi hijo que el mio propio.
5 años en los que me he sorprendido de como un ser tan pequeño ocupa un lugar tan grande en mi corazón.
5 años en los que he aprendido más que en toda mi existencia.
5 años en los que descubrí lo que es el amor hasta el infinito y más allá.

¡Felicidades misolete!


martes, 27 de agosto de 2013

Pastel frío con mermelada de higos

Hace un par de días que hemos vuelto de vacaciones.
Nos han sentado genial, descanso, salidas, disfrutar de los peques, descubrir sitios nuevos . . . no hay queja.
Hemos estado en el pueblo (este año no daba el tema para más) y uno de los días, mi amiga me trajo higos.
Higos . . . Mmmmm . . .
Una bolsa entera solo para mi. Me encantan, pero como me los comiera todos, no os cuento como acaba mi barriga. Así que poco a poco.


Dos días más tarde, nos invitaron a una cena, y, como no, me ofrecí para llevar el postre.
Sin pensarlo.
Y luego caí en la cuenta de que en el pueblo no tengo horno ni microondas :s
Así que, no había otra opción, postre frío.
Y me miraba los higos . . .
Y al final me decidí, pastel frío de queso con mermelada de higos : p

En primer lugar, hay que hacer la mermelada.

Ingredientes:

* Higos
* Azúcar (la mitad del peso de los higos)
* 1 Limón
* Agua

Preparación

- Pelamos y troceamos los higos (si queda un poco de piel, no pasa nada)


- Los ponemos en una olla (antiadherente mejor) y ponemos agua hasta la mitad de los higos aproximadamente.


- Los dejamos cocer unos 15 - 20 minutos


- Una vez pasado ese tiempo, añadimos el azúcar y el chorrito de limón.



- Lo dejamos unos 20 minutos más, removiendo de vez en cuando y listo.


- Dejar que se enfríe.

Para la tarta fría.

En primer lugar comentar que este postre se puede hacer como tarta con un molde de esos que se abren por el lateral. Como yo no tengo en el pueblo, usé vasitos.

Ingredientes

* 15 o 20 galletas María
* 60 gr de mantequilla o margarina
* 500 ml de nata de repostería
* 200 gr de azúcar
* 300 gr de queso para untar
* 1 huevo
* 2 cucharadas de harina de repostería
* 1 sobre y medio de gelatina en polvo


Preparación

- Derretir la mantequilla en el microondas.
- Triturar las galletas bien finas y mezclarlas con la mantequilla derretida (en mi caso no se trituraron muy bien las galletas por que la batidora del pueblo es un poco vieja y no se le puede pedir mucho).
- La mezcla resultante la ponemos en el fondo de los vasitos o del molde. Recordad que si usáis molde, si ponéis papel de horno en el fondo luego será mas fácil de sacar.


- En un cazo, colocamos la nata y calentamos a fuego medio. Agregamos el azúcar y el queso para untar.


- Una vez mezclado, incorporamos el huevo y trituramos todo mientras lo calentamos.


- Agregamos la harina y la gelatina. Llevamos todo a ebullición, trituramos de nuevo y dejamos enfriar un poco (no mucho ya que si no enseguida coge cuerpo).


- Vertemos la mezcla sobre la base de galletas y dejamos enfriar a temperatura ambiente.


- Una vez frío, le añadimos la mermelada y si queremos, un trocito de higo para decorar.


Como no sabía si a todo el mundo le gustaban los higos, compré unas fresas en conserva y las puse en algunos de los vasos:


Bon profit!